La Desgracia

La Desgracia

Merodeando por las calles, caminando por la plazas,
se inmiscuye entre las vidas desafiando la esperanza.

Antagoniza la suerte, el futuro y el presente…
ella cambia hasta el destino y acelera nuestra muerte.

Ahí va ella, entre penumbras… como pandora silente,
disfrazada de alegría lleva el cinismo entre dientes.

No hace acepción de personas,  a nadie niega su amor,
muchos la buscan, a otros llega…siempre al compás del reloj.

Su equipaje: la tristeza… su mete:
causar dolor,su remedio es la destreza
con que enferma el corazón.

Su llegada es noticia que anuncia la destrucción,
es malo saber de ella sin previa consolación.

Tiene el rostro de miseria, los ojos de depresión,
el hambre trae en su risa, soledad en su interior.

Y camina por las calles como vagabundo vil,
deja huérfana la tierra e infeliz al mas feliz.

Por gracia da sufrimientos, va vestida de traición,
su mirada que fulmina  al mirar alrededor.

Les hablo de la desgracia…a rondando por ahí,
ella no viene a dar gracias, sólo viene a destruir.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *