incertidumbre

Incertidumbre

Creímos que esto era sólo una simple diversión,
sólo sexo y algunas palabras intercambiarnos,
no sabíamos que habría riesgos para el corazón
y que algún día podríamos empezar a amarnos.

Yo que siempre he sido claro en lo que siento,
me encuentro de pronto, en una incertidumbre
y puedo sentirme mal si al corazón le miento
porque por lo general, no tengo esa costumbre.

Pero ahora él me advierte que hay más latidos
y que tan sólo por mencionarte los provoco,
que me emociono contigo y pierdo los sentidos,
que sin darme cuenta, me estás volviendo loco.

Porque es locura no desear otra cosa en el día
que no sea tenerte cerca, olerte… saber de ti,
puedo negarlo, delante de todos lo negaría…
pero algo muy dentro de mi alma diría que sí.

No contaba con que algo así me pudiera pasar,
que me hallara pensando en ti más de lo debido
y quién me ve, yo, que tanto no te solía recordar,
resulta ser que hoy, no puedo tenerte en el olvido.

Acepté pues, que ambos juntos nos divirtiéramos,

porque parecía en cierto modo, un juego inocente,
creo que si los riesgos de esto ambos los supiéramos,
esta historia se escribiría con un guión muy diferente.

Ahora nos sentimos igual que unos prisioneros,
en una cárcel de la cual ya no queremos salir
y aunque ambos nos hemos propuesto ser sinceros,
sentimos que hay ciertas cosas difíciles de decir.

Yo porque tengo a quién responder, rendir cuentas,
alguien a quien sencillamente le debo mucho respeto,
tú porque con todo lo que cada día para mí inventas
haces más complicado y prohibido nuestro secreto.

La verdad es que los dos hoy queremos continuar,
ahora nace un sentimiento y esto hay que vivirlo,
con uno pensando en el otro con miedo de pensar
y un te amo en los labios con miedo de decirlo.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *