Inspiración de amor

Inspiracion de amor

Noche como paso ..ni como sucedió ..
por q mis días en alegrías se convirtió,
si a las falsas ilusiones mi vida renuncio.
tan solo un día de noche llego
aquella mujer q deslumbro mi pobre corazón
aquella mujer por quien hoy muero de amor ,,,
aquella mujer de noble sentimientos.
aquella mujer de mirada tierna y angelical…
Quiero contarte toda esta historia de amor ,
mi propia vida q de pronto despertó,
cuando a ti muy cerca te sintió …
abecés juego con el tiempo
pero los segundos quedan en un segundo .
sintiendo sensaciones. pasiones ,, miedos..
despertando sueños perdidos …
llegaste a mi en un bello momento
y al mirarte : te siento , te respiro,
te escucho ,te palpo,te sueño .
trasladándome hasta un universo lleno de amor…
pero que puedo hacer si te quiero de verdad,
si día y noxa estoy pensando soñándote
no tengo palabras para expresar todo mi amor
solo se q estas muy dentro de mi
y no te alejara jamás …

ven y camina junto ama , en silencio sin hablar
deja q te muestre mi manera de amar
mi manera se pensar y juntos de la mano
miles de tropiezos cruzar ..
hoy te escribo ata ,en esta soledad..
q rodea mi alma ,, esperando con calma
tu amor  sincero ,,,
princesa de mi corazón ,,,

incertidumbre

Incertidumbre

Creímos que esto era sólo una simple diversión,
sólo sexo y algunas palabras intercambiarnos,
no sabíamos que habría riesgos para el corazón
y que algún día podríamos empezar a amarnos.

Yo que siempre he sido claro en lo que siento,
me encuentro de pronto, en una incertidumbre
y puedo sentirme mal si al corazón le miento
porque por lo general, no tengo esa costumbre.

Pero ahora él me advierte que hay más latidos
y que tan sólo por mencionarte los provoco,
que me emociono contigo y pierdo los sentidos,
que sin darme cuenta, me estás volviendo loco.

Continuar leyendo

Propósito

Proposito

No menciones el amor: bien sabes que sería profanarlo.
Déjalo ser en silencio, para que sientas la música
de los dedos que rozan una piel amada.

Pero cállalo. Dedica tu babosa palabra a la pena;
exhibe sin pudor la dureza de tu corazón y así confirmarás que esa llaga ya no duele;
ah, tu corazón, esa zona manida de ti, sabia, anestesiada, infeliz.

No, no menciones el amor; déjalo crecer en silencio,
aliméntalo con silencio, compártelo sin decirlo
y solamente tartajea tu palabra para secretar tu viscoso veneno,
la amarga poción de tu cautela.

Lamentos

Lamentos

Aquel beso furtivo
de nuestro primer encuentro,
lo guardo como un latido
y aflora como un lamento,
desde mi pecho oprimido
cuando escucho tu voz ausente,
diciendo: adiós, amado mío.

Y aquel pañuelo tuyo,
bordado con hilos plateados
de lágrimas de despedida,
que siempre llevo en mi alforja
de viajero del olvido,
también el me recuerda
aquel: adiós amado mío.

La tristeza de tu mirada,
del momento que partiste,
aun me persigue candente
y la siento como un torrente
que quiere acallar el trueno,
violento, que en mis oídos
grita: adiós amado mío.

Tu te fuiste, tú dijiste adiós,
la distancia, tal vez, la puse yo
quizás nunca te quise detener.
El beso y tu mirada…, son lamentos.
Y aquel pañuelo que guardo,
no es mas que la mortaja,
de otro amor que yo maté.

Desafio del amor frente a las sombras

Desafio del amor frente a las sombras

Otro doce de octubre, compañera,
con la serena flor de la alegría
y más luz en los ojos. Se diría,
coraje renaciente, que te espera

nuevo «milagro de la primavera».
seria la hora, dura la sangría,
el aire temeroso, esposa mía,
atormentado el ceño, sementera

de tiempo anubarrado. ¿habrá mañana
con plazuelas y niños juguetones,
espigas candeales la besana.

mozas de arracimado amor, parejas
como tú y como yo, los corazones
empavesados, dime? Sí: de tejas….

Continuar leyendo

Poe este sobrio estilo

Por este sobrio estilo

Esta manera de esparcir su aroma
de azahar silencioso en mi tiniebla;
esta manera de envolver en luto
su marfil y su nácar; esta única
manera con que porta la golilla
de encaje; esta manera de tornar
su mutismo en venero de palabras
y su boca en ahorro…

Esta manera
que es reservada y que es acogedora,
con que viene a encontrar mis panegíricos;
esta manera de decir mi nombre
con mofa y mimo, en homenaje y burla,
como que sabe que mi interno drama
es, a la vez, sentimental y cómico;
esta manera con que en la honda noche,
de sobremesa en vagos parlamentos,
se abate su sonrisa desmayada
sobre el mantel; esta feliz manera
con que niega su brazo y con que otorga
la emoción, cuando vamos de paseo.

Por la alameda colonial y adusta…
Por este suspirante y sobrio estilo
de amor, te reverencio, estrella fiel
que gustas de enlutarte; generoso
y escondido azahar; caritativa
madurez que presides mis treinta años
con la abnegada castidad de un búcaro
cuyas rosas adultas embalsaman
la cabecera de un convaleciente;
enfermera medrosa; cohibida
escanciadora; amiga que te turbas
con turbación de niña al repasar.

 

Continuar leyendo