Hasta perderse de vista

hasta perderse de vista

Hasta perderse de vista
en el sentido de mi cuerpo
todos los árboles todas sus ramas todas sus hojas.

La yerba en la base los peñascos y las casas en masa
A lo lejos el mar que baña tus ojos
estas imágenes de un día tras otro
los vicios las virtudes tan imperfectos.

 

La transparencia de los transeúntes en las calles del azar
y las transeúntes exhaladas por tus buscas obstinadas
tus ideas fijas de corazón de plomo los labios vírgenes.

Los vicios las virtudes tan imperfectos
la semejanza de las miradas de permiso con los ojos que tú conquistas.

La confusión de los cuerpos de los hastíos de los ardores
la imitación de las palabras de las actitudes de las ideas
los vicios las virtudes tan imperfectos
el amor es el hombre inconcluso.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *