Ha caido la noche

Insomnio

Nuevamente ha caído la noche
Y con su oscuro manto me regala la luna,
Luna que es mi compañera,
Que es mi confidente.
Otra noche mas ha llegado,
Y con negra sabana me ha abrigado,
Y mi sueño nuevamente,
Me ha abandonado.

¡Insomnio! Estas nuevamente aquí,
No regalas tregua alguna,
Y me tienes otra vez,
Débil y rendido a tus pies.
Las horas pasan, y por mi ventana veo estrellas.
Sombras furtivas de fantasmas,
Los escombros de lo prohibido,
Que a la luz se vuelven olvido.

Me transforma la oscuridad,
Llena mis entrañas,
Invade mi espíritu y alma,
Me transportan a otra ciudad.

 

Por que de noche todo cambia,
Es resguardo de lo oculto,
Motivo de transformase,
De lo calmado a lo abrupto.

Soy de día uno, y de noche otro,
Clérigo diurno, diablo nocturno,
Santo vuelto pecador,
Libidinoso deseo de conquistador.

Soy amante, soy reptante,
Y se vuelve un cigarro,
Mi fiel acompañante,
Cazador, ladrón, todo en uno.
Eres insomnio mi condena,
Eres mi luna llena,
Licántropo, vampiro,
Fantasma que se pierde en el suspiro.

De una noche más,
Que mi sueño a la fuga se da,
Abandonándome en la oscuridad,
Contemplando las estrellas que poco a poco se van.

Paso de tiempo fugaz,
Que la luz de la mañana quiere velar,
A esta oscura tarima,
que me da, una noche mas.

Etiquetado en: , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *