Gracias Dios…

Gracias Dios

Gracias Dios por la caricia que me dejas en las manos.
Gracias por la bondad con que miras, el dolor de mis hermanos.
Gracias por éste nuevo día, en que alumbras nuestros desganos.
Gracias por la alegría, con que pintas ríos, montañas y llanos.

Gracias por la sonrisa que dibujas en mis labios,
por ignorar con cariño, quién sabe cuantos agravios.
Que en esta agitada vida, nadie está libre de daños.
Gracias por tu compañía, a lo largo de estos años.

Gracias Dios cuando me miras y sabes qué estoy pensando,
cuando camino y camino… cuando me voy alejando,
tu siempre guardas la guía, para seguirme orientando.
Pues comprendes que la vida, la vivo peregrinando.

Voy caminando la vida… a ti me voy acercando,
a veces cuando me canso, me sonríes y me animas a continuar caminando.
Tengo segura certeza que al final del camino, Tú me estarás aguardando.
Gracias mi Padre querido, mientras sigo el recorrido por continuar esperando…

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *