Eva

Mojé la tierra con mis ojos
para hacerte de nuevo en el barro
e inventarte de nuevo a mi imagen
mitigando tu ausencia infinita.

Te hice perfecta
como te vi en la noche:
mujer, diosa
o solo Eva de mi paraíso verde.
Hice todo por verte esta noche.

Déjame

Déjame que te diga al oído
Que estoy feliz a tu lado
Que eres lo más soñado
Lo mejor que me ha pasado

Déjame decirte que te amo
Que eres la mujer de mi vida
Que de tu amor soy esclavo
Que eres mi niña querida

Mi princesita de plata
Has llenado mi corazón
Y por ese hermoso cariño
Sueño con todo tu amor

Déjame decirte Amada
Por que quiero que así te sientas
Por que en mi vida enamorada
Quiero que te consientas.

La mujer perfecta

¿Quieres por fin saber
cuál es el tipo acabado,
el modelo y el dechado
de la mujer perfecta?

La que sabe conservar
su honor puro y recogido,
la que es honra del marido
y alegría del hogar.

La noble mujer cristiana
de alma fuerte y generosa
a quien da su fe piadosa
fortaleza soberana.

La de sus hijos fiel prenda
y amorosa educadora;
la sabia administradora
de su casa y de su hacienda.

La que adelante marchando
lleva la cruz más pesada,
y camina resignada
dando ejemplo y valor dando.

La que sabe padecer,
la que a todos sabe amar.
y sabe a todos llevar
por la senda del deber.

La que el hogar santifica
la que martir debe ser
y fe a todos debe dar
y les enseña a creer.
La que de esa fe a la luz
y al impulso de su ejemplo
erige en su casa un templo
al trabajo y la virtud.