Fuerza de las lagrimas

images[3]

 

Con ánimo de hablarle en confianza

De su piedad entré en el templo un día,

Donde Cristo en la cruz resplandecía

Con el perdón que quien le mira alcanza.

 

Y aunque la fe, el amor y la esperanza

A la lengua pusieron osadía,

Acordarme que fue por culpa mía,

Y quisiera de mí tomar venganza.

 

 

Ya me volvía sin decirle nada,

Y como vi la llaga del costado,

Parece el alma en lágrimas bañada;

Hablé, lloré y entré por aquel lado,

Porque no tiene Dios puerta cerrada

Al corazón contrito y humillado.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

One Response to Fuerza de las lagrimas

  1. Pamella says:

    es mui lindo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *