Frialdad – Un día dirás

Frialdad

Un día dirás, esa mujer que va allí me amó un día,
la que va de mano con ese hombre y no busca la mirada mía,
y pedirás al cielo que recuerde que algún día estuve en tu vida,
pero ya serás ayer por jugar con el amor que yo te tenia.

Y querrás que volteé para ver tus ojos negros,
esos que esperé días y días con sus noches,
para ver reflejados nuevamente en los míos,
pero ya será tarde porque no habrá reproches,
por el amor que esperaba y rogaba a Dios.
Me verás como una mujer feliz y sonriente,
porque serás un río del adiós con corriente,
que se llevó entre sus aguas ese amor mendigo,
y me regresó un nuevo amor que será tu castigo.

 

Algún día dirás, esa mujer que va allí no tiene recuerdos,
me amó como ninguna en las noches de luna,
y es tan fría que parece que han muerto sus sentidos,
porque se ve lejana y distante como ahora veo la luna.
Y pensarás al verme feliz con otro, ¡ la amo todavía !
pero que tarde me di cuenta, del amor que le tenía,
y hoy pasa a mi lado como pasajera de un tranvía,
que se acerca a la ventana y su mirada es de lejanía.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *