Flor

 

flor

La piedra.
La piedra en el aire, yo la seguí.
Tu ojo, tan ciego como la piedra.
 
Éramos manos,
apuramos la oscuridad hasta vaciarla, hallamos
la palabra que brotó al verano:
flor.
 
Flor una palabra de ciegos.
Tu ojo y mi ojo: procuran
el agua.
 
Crecimiento. Va hojeando
pared a pared del corazón.
 
Una palabra más como ésta, y los martillos
oscilan al descubierto.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *