Flagelo

Fragelo

Luz tenue ilumina mi pensamiento,
parece un motor carente de ignición,
no sé cómo describir lo que a veces siento,
pues turbado esta mi corazón.

Ideas conflictivas inundan mi cabeza,
como agua que anega la praderas,
la inspiración se ve opacada por tristeza,
aunque triste no estoy de veras.

Cargado de obligaciones laborales
y lleno de dilemas familiares,
poemas que mueren y se arrojan a los matorrales,
provocándome cálculos biliares.

Camino de forma programada,
no dejo nada a la suerte
y aunque la agonía es prolongada

la prefiero al desvelo que me llevara a la muerte.

El sol calienta y no lo siento,
por lo frio de mis actitudes,
ideas vagas se pierden en el viento,
o se atascan entre en el rio de las ingratitudes.

Veo contra el tiempo,
observando como caen muertos los anhelos,
burlando vil mente el sentimiento,
causándome múltiples flagelos.

Si me preguntaran si estoy devastado,
no sabría que responder,
ya que me encuentro tan ofuscado,
que no se si he triunfado o en el fracaso he caer.

Letra por letra voy formando versos,
que quizá para algunos no tengan sentido,
pero como he de crear si los sentimientos son diversos
olvidando el ideal que siempre he tenido.

Uff a veces como duele crecer,
pero no en edad, mas bien en experiencia
siempre existirán cosas que han de doler,
y que hay que tolerar con mucha paciencia.

Se que no me encuentro solo,
pues a Dios siempre puedo acudir,
no importa si me encuentro en un polo,
se que mis plegarias él ha de oír.

Sin embargo soy humano,
que mas podría argumentar,
y aunque soy veterano,
existen situaciones que me han de desesperar.

Sin embargo sigo adelante,
un día a la vez,
camino con paso fuerte y constante,
ya que del destino no puedo ser el juez.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *