Encarcelado

Encarcelado

Respiro, inspiro de nuevo tus labios, que pujantes están ahí anhelándome a besarlos una vez mas.
Describo, creo que los mismos sueños que tuve contigo
y sueño, lo que no fue un recuerdo, sino un pasado que no quiso convertirse en realidad.

Palabras insuficientes recorren mi cuerpo esta noche
estos ojos cautivantes poseen el mas mínimo de tus secretos
mis manos, aquella que en sus códigos solo saben acariciar lo eterno.
Recorren los mas deseosos caminos de un amante de un amor encarcelado.

Viajas, esta el sentido mas penetrante
miras las montañas mas lujuriantes
oscilas hasta el punto mas provocante
y me miras…
desafiante en este instante
acariciando hasta mis huesos.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *