El Tiempo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Mar sin fondo, cuyas olas son los años fugitivos!
¡Mar del Tiempo, cuyas aguas, de dolor y de
tormento,
se amargaron con el llanto que derraman los
cautivos!

¡Hondo piélago sin costas que en tu raudo
movimiento con la muerte has de tocar!
¡Y aún, ahíto de rapiña, pides más con saña fiera, y
vomitas tus despojos en la inhóspita ribera!
Traicionero en la bonanza y en la tempestad
terrible,
¿quién de ti podrá escalar,
insondable y ancho mar?

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *