El tañer de las campanas

El tañel de las campanas

Socavar  montañas
no fue nada fácil 
Señor Oscuro.

no crees que sea tiempo
de detener la marcha,
los abanicos se duermen
sobre los luceros,
son  pesadas piedras,
o logran contener  
la espesa savia
de los  ríos rojos,
ni el tañer de las campanas
del templo.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *