El poeta en la playa…"ternura infantil"

El poeta en la playa..."ternura infantil"

Postrado en la arena caliente

de cara al sol vespertino

disfruto de nuevo en la playa

con alma alegre de niño

pues sólo a una corta distancia

dos ángeles juegan sonrientes

y arman castillos de arena

con pozos, torres y puentes.

 

Las risas se mezclan risueñas

con los rugidos del mar embravecido

la brisa acaricia mi cuerpo

y me voy quedando dormido,

me entrego al calor abrazante

de ese sol que irradia belleza

y cierro mis ojos curiosos

vencidos de loca pereza.

 

 

Así, entre niños constructores

de sueños y caracolas perfumadas

quedo a merced de Morfeo

y Poseidón que se asoma entre las aguas…

Tal vez tanta ternura infantil

o tan sólo el cansancio del día,

hicieron que no notara las horas

y durmiera en demasía,

pues calculando por el sol y el frío

además de la playa vacía,

algo hizo que despertara

de esa siesta de fantasía.

 

Primero una sensación extraña,

la de sentir el pecho oprimido,

luego un escozor interno

y dificultad en el respiro.

Entonces despierto pasmado

y al tratar de incorporarme

descubro horrorizado

que no puedo dominarme!

Encima de mi cuerpo echado

se yergue un castillo de arena

con murallas y torrecitas,

ventanas y hasta bandera.

 

Un hormigueo recorre mi espina,

la picazón ya no se aguanta,

resultó que los dos angelitos

me enterraron hasta la garganta!!

Intento zafarme de a poco

pero tan sólo muevo la cabeza,

no importa, debo ser calmo,

ante todo tener entereza…

AYUDA!!SOCORRO!!AUXILIOOOO!!

estoy atrapado en la arena!

que alguien venga a sacarme

antes de plena marea!!

AYÚDENME!!AUXILIO!!SOCORROOOO!!

la arena me pica y me pesa!

cuando agarre a esos mocosos

no les quedarán pelos en la cabeza!!

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *