El poder de la poesia

El poder de la poesia

Me gustaría que estos versos tengan
el poder para detener la guerra,
para que el próximo año nuevo venga
con paz, amor y pan para la Tierra.

Que la poesía de amor detuviera
fusiles, tanques, cañones y bombas,
que la paz se izara cual nieve blanca
y se den cuenta que la guerra es tonta.

Con solo detener la enemistad
valdría la pena que éste florezca,
y confraternice a la humanidad
para que el amor y paz prevalezcan.

Con mis poesías verteré mucho amor,
atrayendo felices buenas nuevas,
para hacer menguar el odio y rencor
desparramando paz y cosas buenas.

Que nos guíe una estrella de alegría,
y en cada letra de estos versos tenga,
poder, de detener la guerra y venga
un nuevo año, en soles de poesía.

 

Que la paz se mantenga duradera
Y al fin viva feliz la humanidad
que el progreso se dé por dondequiera
y vivamos en la felicidad.

Quisiera que no hubiera ya rencores
entre tantas naciones inclementes
que prefieren matar a muchas gentes
y causarles tremendos sinsabores.

Y las armas serán tan solo ausencia
de horrores por fin desaparecidos,
los que hicieron del amor, fiel esencia
serán luz para los aún no nacidos.

Si la magia del poema pudiera,
detener todo el mal de nuestra Tierra,
tanto el hambre como el dolor y guerra,
evitando así que nadie sufriera…

La paz reflejaría vida eterna
y brotaría en los ojos alegría
en esta tierra en que hermandad reina
y ser humano no sea una utopía.

Que el rocío que con amor se riega
ayude a germinar buena semilla,
y así el alimento a nadie se niega,
como el rey sol que para todos brilla.

Me gustaría que esta nueva grafía
opacara reverencias guerreras,
y que el poder de esta feliz poesía
derroche eterna paz sin fronteras.

Me gustaría que sea como manto
que pacifique las mentes humanas,
con poder lumínico de amor santo
para cambiar a relaciones sanas.

Un deseo plasmado en una estrella,
un llamado al amor entre la gente,
una palabra de ayuda a todas ellas
será insignia de paz en continentes.

Que la humanidad no se olvide jamás
que si hay esfuerzo solo sea por la paz,
libertad de amar, de expresar, de soñar,
pues solo unidos lo vamos a lograr.

Cómo quisiera volar cual paloma
y distribuir estos mensajes de paz.
¡Ven! Dame un abrazo hermano mío
y que la enemistad no sea nunca más.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *