El lugar soñado

Soñé un lugar oculto entre las rocas
para esconder tu amor del desengaño,
hallé un rincón donde guardar los besos
del pasar implacable de los años.
Veo un espacio nuestro entre mis noches
donde no habrá una puerta hacia el olvido,
he descubierto al fin un paraíso
para salvaguardar lo que he vivido.
Cuando cierro los ojos, van conmigo
tus promesas, tus frases, tus caricias,
y transito callada hacia ese nido
donde atesoro mi mejor sonrisa.

Así, mientras tú duermes voy creando
un altar donde rezo a nuestro amor
para que vuele tan alto como el viento
y regrese radiante como el sol.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *