El amor que perdí

Una tarde te cité para declararte mi amor pero nunca me imagine que recibiría una traición, cual fue mi desesperación que el anillo el cual con tanto sacrificio compré lo rompí el mil pedazos al igual que tu quebraste mi corazón, junte todos lo pedazos y lo pegué con mis lagrimas amargas de donde renacería un nuevo amor y ahora vivo feliz gracias a que ese día no fuiste a la cita.

Etiquetado en: , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *