El acuchillado

 
Aquí está acuchillado contra una pared
y el frío filoso del acero es el que decide.
 
esta mitad para acá esta otra para allá
tu vida será un caos por lo que dure. 
 
cuando siente su espíritu separado,
su alma separada, su mente separada,
su conciencia separada. 
 
comprende al fin que no hay límite posible
y que por su sangre por su sangre digo
nada se precipita.

y entonces el pobre se rinde
y su yo es desguazado
por una tiniebla inconclusa
atravesada por la noche
de  todos los hombres.
 
 
y en la frente etérea, comienza a surgir
en miles de explosiones silenciosas
la esfinge que muestra al ciclón asimilado
de la disgregación subjetiva.
 
 
y al acuchillado le es revelado cómo
en los libros de aventuras para niños
el muerto desaparece
y nadie nunca más habla de él.
 
 
entonces lo que piensa
es morirse y ya.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *