Disconformidad indecorosa

disconformidad indecorosa

¿Cómo es posible calificar
o condecorar un poema?
¿Dónde quedo el sentimiento
de frasear con los sentidos?
¿Quién dio lugar a la competencia
que excluye los latidos?

¿Cómo calificar los Errores
cuando son precisas las sensaciones?
Ya el poeta cree en su categoría,
y corrige desde un falso Olimpo.
Pero en su caverna no hay alegoría;
porque el poetastro no escribe,
solo bosqueja una pasión :
la de versear sin decoro
sin técnica…. y sin razón.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *