Despedida

despedida

Sin querer un día empecé a amar
Sin dormir un día te empecé a soñar
Sin pensar un día te empecé a mirar
Y sin esperarlo un día te encontré de verdad
Ahora sin llorar te dejaré escapar
Para no verte más
Quizá sin mirar hacia atrás
Trataré de no recordarte más
Pensaré que ha llegado a mi la paz
Aunque se que note volveré a estrechar
Jamás en la eternidad

Elita

Sentimiento indefinido

poemadespedida

Sentimiento indefinido, depresión total, corazón hecho pedazos,
dolor sin condición, esto soy yo, un muerto en vida; comiendo la fruta prohibida,
llenándome de engaño, tratando de borrarme de mi mente,
arrancarte de cerrar mis ojos y ya no recordarte más .

Déjame sueltas las manos

Dejame sueltas las manos

DÉJAME sueltas las manos
y el corazón, déjame libre!
Deja que mis dedos corran
por los caminos de tu cuerpo.

La pasión, sangre, fuego, besos
me incendia a llamaradas trémulas.
Ay, tú no sabes lo que es esto!
Es la tempestad de mis sentidos
doblegando la selva sensible de mis nervios.
Es la carne que grita con sus ardientes lenguas!
Es el incendio!

Y estás aquí, mujer, como un madero intacto
ahora que vuela toda mi vida hecha cenizas
hacia tu cuerpo lleno, como la noche, de astros!
Déjame libre las manos
y el corazón, déjame libre!

Yo sólo te deseo, yo sólo te deseo!
No es amor, es deseo que se agosta y se extingue,
es precipitación de furias,
acercamiento de lo imposible,
pero estás tú,
estás para dármelo todo,
y a darme lo que tienes a la tierra viniste
como yo para contenerte,
y desearte,
y recibirte!

Ego egoísmo

Ego egoismo

Ego era su nombre y de apellido Egoísmo.

De planes tenía, hacer una gran fiesta e invitar
a sus conocidos. Su lista, larga, muy larga. Pues
de intención tenía llenarlos de rabia y de envidia.

Para tal acontecimiento, empezaron los movimientos
lustres de candeleros, vajillas de oro y plata, y, porcelanas
de la China. Manteles bordados y de encajes puntillas. Cortinas
púrpuras de terciopelos, espejos, mármoles y cristales con destellos
de luces y colores.

Continuar leyendo