Descubrí nuevamente lo perfecto

sueños

Esta noche esta serena, a pesar de que aun se escucha gente en la calle. Puedo escuchar las risas, el alboroto de personas que tal vez regresan de algún antro, y a pesar de que también escucho el viento golpear los cristales de las ventanas, y oír como estas se sacuden al hacer contacto. Aun así, esta noche esta serena, se respira paz, se siente tranquilidad.

¿Que importa que pase allá afuera? yo en mi persona me siento tranquilo, me siento en paz. Es uno de esos momentos llenos de silencio. Uno de esos momentos de los cuales gozas de ese encuentro, del encuentro contigo mismo.
Hoy pasé por tormentas, hubo en mi vida turbulencia, pero esa no importa ya, al menos no ahora, no en este momento, por que ahora gozo de esta paz, y es tan deliciosa sentirla, saborearla… es exquisita.

Esta noche me he desnudado, y me gusta lo que veo, me gusta lo que admiro, por que aunque a pesar de que tal vez veo tantos defectos, entre ellos alcanzo también a ver virtudes. Esta noche no tengo piel, no la necesito, no me quiero privar de estar al desnudo, no necesito esta noche cubrirme, así estoy a gusto, así estoy perfecto….

¿Como se alcanza lo perfecto? tantas veces me lo pregunté… pero hoy lo he descubierto nuevamente por que lo sabía, ya lo había palpado, ya lo había descubierto, pero son tantos los problemas que en ocasiones me agobian, son tantas las tensiones que a veces cargo, tantos costales que llevo al costado, que ahora se me ha añadido de paso una joroba… he caminado tantas veces con ella y no me había percatado de que la tengo… pero ahora es diferente, ahora se que la tengo…
Pero esta noche algo ha cambiado, por que esta noche algo es perfecto… esta noche me he re encontrado con Andrés, con mi “yo” interno.

Amigo, cuantas veces vamos por la vida buscando encontrar, conocer personas y aunque no busques, las encuentras, las conoces a diario en tu vida. Hay personas que te dejan tal vez alguna huella oscura, otras una clara como cristal, limpia como la nieve, de ti solo depende que huella permitirás que se quede. Ahora te pregunto? Que tipo de huella dejas tu en la vida que cruzas… en la vida que tocas?

Por que en lugar de buscar a quien conocer, no intentamos conocer esa persona que siempre esta a nuestro lado, que no nos deja ni un instante “nuestro yo”. Pero ese yo, sin mascaras, ese yo sin disfraz, ese yo desnudo, ese yo con cicatrices, con golpes, con moretones, ese yo con heridas quizá que aun sangran, con miedos, con límites, con carencias, pero también con fuerza interior para superarlas.

Te invito a que este día al igual que yo lo hice nuevamente esta noche, descubras lo perfecto (si es que aun no lo has hecho), desnúdate, recorre cada milímetro de tu ser, ve si gustas los moretones, las cicatrices, no les pongas un curita, déjalas al descubierto para que puedan sanar, no las tapes, por que corres el riesgo de que se infecten.

Solo así, cuando estés libre, cuando estés completamente desnudo frente a ti, podrás cubrir cada hueco, podrás llenar cada carencia, solo así, no antes podrás darte a los demás, sin miedos, sin límites y al descubierto…
¿Y tu, ya descubriste lo perfecto?

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *