Desastres naturales

Desastres naurales

Que el Señor nos salve de todos ellos
y sólo que, sucedan momentos bellos
que nos libre de todas las desgracias
y solamente que nos llene de Gracias.

Hoy tocará hablar de estos Desastres
que no es igual, hablar de los sastres
sino los temidos Desastres Naturales
que pasan por Alaska y en los Urales.

Ellos arrasan con las cosas a su paso
y que a todos les hace perder el paso
que lo sienten, como un recio zarpazo
así es que ahora, haré un solo repaso.

Primero veremos ese Huracán Katrina
el que dejó New Orleans como letrina
que casi toda la gente perdió su casa
porque la ayuda demoró y fue escasa.

O este más reciente el Huracán Sandy
como la chica del film "Grease" Sandy
que a Nueva York llegó con grado uno
afectando todo, y no se salvó ninguno.

Ídem, ese Tsunami sucedido en Japón
en donde, no iba quedar un solo nipón
es que acá él arribó con un Terremoto
transformándose así, en un maremoto.

Lo mismo, en ese Tsunami de Malasia
que el 2004 por poco la saca de Asia
o en Abril 2012 ocurrido en Indonesia
asolado por olas y una tormenta necia.

Por eso, hay que tener mucho cuidado
debido a algún Desastre Natural dado
que causan, tremendas destrucciones
y echándose abajo las construcciones.
Un Terremoto se le mide por su grado
esto seguro de nadie es de su agrado
si este llegara, encima al grado nueve
nuestro mundo no tendrá otro renueve.

 

También pueden venir esos Huracanes
cuando llegan, ladran hasta los canes
comienzan despacio, y suaves vientos
ellos se vienen, sin hacer aspavientos.
Poco a poco estos se tornan violentos
en ninguna situación, se ponen lentos
cada vez, son más duros e impetuosos
ahora no se salvan, ni los respetuosos.
Y una vez, que van agarrando su fuerza
el núcleo central es el que se refuerza
después, se convierte un fiero Tornado
lo verán, sólo los que ya han retornado.

Si sientes, que se avecina la Tormenta
primero da miedo y luego te atormenta
debes de, guarecerte de todo vendaval
o no lograrás, garantías de ningún aval.

Más si vienen, acompañados por rayos
acá, debes de confiar en tu pararrayos
pero si llega con truenos y relámpagos
que vengan, pero por los lejanos pagos.

Traten de esquivar a todos los Ciclones
estos que se portan, como unos clones
son clones de sus parientes los Tifones
que hacen que uses, el agua en sifones.

Para apaciguar, tu terror a la Tormenta
al instante preparar un tecito de menta
mucha paciencia aguantarse tranquilos
de preferencia los más subidos de kilos.

Si aconteciera ese Diluvio con Aguacero
acá sí el dinero no nos valdrá ni un cero
nos acaecerá, el horrendo fin del mundo
y no se salva ni siquiera un trota mundo.

Bueno ojalá nunca nada de esto suceda
y la vida, que sea pacífica como la seda
que todo el mundo se prepare para orar
es conveniente el orar a tener que llorar.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *