Desagrado

desagrado1.jpg

Mi amor
te extraño y no sabes lo mucho que te amo;
soy adicta a tus besos,
soy adicta a tus caricias,
soy adicta a tu presencia;
pero más que nada soy adicta a ti.
Si no te tengo simplemente no tengo razón para vivir;
daría lo que fuese por tenerte a mi lado,
y perderme en el sin fin de los múltiples sabores
que desprende tu boca;
sintiendo como una vez más me recorres bella sensación,
aquella que solo tu puedes provocar,
aquella, que solo se tiene cuando rozo tu piel.
Disculpa si suena tonto, pretencioso e incluso fastidioso,
pero cada palabra es lo que pienso,
cada letra, es esa sensación,
ese sentimiento que tengo al estar contigo;
precioso momento e incomparable amor
todo lo que te tengo;
amor que desde la infancia nació;
hermosa experiencia que de grandes desató.
Ahora mi vida la pongo a tus pies;
por que sin ti qué es la muerte?
Algo fácil para olvidarte.

Deseo que me desprendes con el solo hecho de mirarte,
mirar tus cabellos,
tus facciones,
tu cuerpo,
ese cuerpo de adolescente virgen que embriaga a quien fuera;
esa figura tan delicada,
siento que voy a romper cual figurilla soplada de una hermosa cierva enamorada.

Inocencia en tus ojos,
que hacen el contraste prefecto con tus movimientos;
el placer que me provoca el verte encendida;
la sensación que provocas al pararte en puntillas,
ferocidad que me extasia el ser.
Bella sonrisa de pícara, cual niño elaborando su más difusa travesura,
aquella risa que ilumina mi camino de soledad y fantasía;
fantasía que se rompe al momento de besar mi cuello,
con esa ferocidad que solo tú tienes,
con esa exitación que solo tu provocas,
con esa maña que solo tú cargas.
Te amo, te amo, te amo, y no me canso de decirlo,
pues las verdades son mi fuerte;
cada que te digo que te amo,
no lo dudes,
me dañas al pensar que todo lo hago en vano,
que nunca me creerás,
que todo lo hago sin fin.
Que al momento de tomarte de la mano te apena,
te sonrojas y me sueltas,
desagradable acción,
y que aún así te perdono por que te amo.
Si esto no te convence,
no se que más lo pueda hacer;
todo lo he dicho ya…
más algo me falta que sepas de mí!
Que nada ni nadie podrá cambiar lo que siento por ti,
ni siquiera tu o tus acciones…

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *