Delirio

Delirio

No es demencia pensar en ti
ni es incoherente
simplemente me gusta imaginarte
porque sé que tu ropa sólo esconde
un minuto de deseo
para adorarte…
pregúntale a mi mano lo que sabe
cuando toca tus brazos
y tu vientre
entonces sabrás que no es nada
incoherente
imaginarte así ¿podré tenerte?
pregúntale a mi boca porque calla
-sólo sé que mis labios imprudentes
han subido a los tuyos como araña-
Por eso al pensar en ti
no es una quimera
pregúntale a mi mano…si no siente.

Delirio fue cuando te conocí
Delirio fue mientras te tuve
Y cuando te moriste
De lirios cubrí tu tumba
Todos tristes

¡Oh, corazón delirante! sueñas con esos ojos,
esos labios, por los que mi joven corazón suspira,
muero de sentirlos de otro, aprende corazón
¡ Ya no está contigo!

Sin embargo te mato y te revivo según mi delirio
pensar solo en ti, mi equilibrio se vuelve un lío
y mis manos sienten la pena, de no tocarte
aunque me muera.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *