De cariño

Cariño

Y todo comenzó de repente
y todo de repente pasó
todo pasó de blanco a negro
todo el viento se lo llevó.

Pero ella seguía esperando,
esperando sentada a su amor
esperando a que él llegase
y se percatara de su error
Un error que llegó por tardanza
un error que llegó por temor
a veces el amor perdona,
pero es el olvido el que guarda rencor.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *