Dar

Dar

Una cosa yo he aprendido
de mi vida al caminar:
No puedo ganarle a Dios
cuando se trata de dar.

Por mas que quiero yo darle,
siempre me gana El a mí,
porque me regresa más 
de lo que yo le pedí.
Se puede dar sin amar, 
no se puede amar sin dar. 
Si yo doy, no es porque tengo, 
más bien tengo porque doy.

Y cuando Dios me pide, 
es que el me quiere dar; 
y cuando mi Dios me da, 
es que quiere pedir.

Si tu quieres, has el intento y
comienza a darle hoy. 
Y verás que en poco tiempo 
tu también podrás decir: 
Una cosa yo he aprendido 
de mi vida al caminar: 
No puedo ganarle a Dios, 
cuando se trata de dar.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *