Contigo entre la dulce sonrisa

Entre la dulce sonrisa de la vida y tú,
hay una tibia y clara semejanza:
la vida me ha traído para andar caminos
y tú me das la fe que necesita el alma.
En las sombrías calles de la noche,
o ante la luz discreta en las mañanas,
tu beso deja huellas en mis labios
y una alegre ilusión sobre mi almohada.
Ante la quieta calma y el silencio,
y a pesar de que exista la nostalgia,
en las horas alegres y en las tristes
yo soy la flor y tú eres mi fragancia.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *