Compasión

Compasion

Señor… permíteme saborear

cada fibra de mi ser,

la energía y fuerza necesaria

que me des, para volver a  crecer.

 

Deja que el líquido nutritivo

de tu perdón, corra por

cada una de mis venas

y me dé un nuevo amanecer.

 

Si la piedad y la compasión

es el fruto pleno del sufrimiento…

la savia de mi nueva vida,

es el arrepentimiento.

Etiquetado en: , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *