Como fuego

Como  fuego

Tú ardes dentro de mí, como una llama viva,
calcinando mi vientre… calcinando mi ser.
Pones mi mente en blanco y pierdo mi control,
deshidratas mis labios, cuando en ellos calmas tu sed.

Ardes como una llama, que no se extingue nunca,
eres fuego constante, que perenne me quemas.
Consumes mis deseos ardientes de tenerte,
y ardes con la pasión, que te entrega mi piel.

¡ Tu varonil figura es mi contemplación !
Pues me estremezco toda con sólo mirarte
y se inquietan mis manos,
y se ponen nerviosas
con el solo pensamiento
¡ de acariciarte y recorrerte TODO!

No dejes que se apague esta llama viviente,
que vibra en mis entrañas y estremece mi vientre,
que acalora mi cuerpo y enardece tus ansias
y que muere en deseos de fundirse en tu fuego

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *