Cobardia

Cobardia

Ven amigo, retírate conmigo al campo y llora…
Ciudadano del mundo que buscas quién te quiera;
no persigas abejas en panales ajenos y olvidados;
ponte los zapatos ahora y vamos por las huertas
dejando entre trigales lo que queda de vida.

¡No bebas más del vaso de la melancolía!
Deja el mutismo a un lado y resiste los relámpagos
que llegan como tragos amargos, no esperados;
enfréntate a la vida con uñas y con dientes
que el cobarde sucumbe sin saber por qué un lirio
se muere si no beben de su sabor a muerte.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *