Cobarde

çCobarde

Porque cuantas veces fui valiente…
En mi interior moría de miedo…
Porque cuántas veces negué mi amor por ti…
¡Ah! como quise haberte dicho que te amaba…

Cuando un cobarde se burla del corazón de su esclava
no tiene tiempo de sobra para comprender los dramas,
por esa cota de hambre que sufren los que no ampara
la miseria de un vil hombre que trae miseria a su casa.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *