Amargo Desamor

corazon de espinas
Lo que ayer fue amor, hoy con tus acciones, olvidos y des atenciones, va por un solo camino, el del olvido y el desamor.

En este juego que juramos amor eterno diste una parte de tu corazón a otro y se rompió el hechizo, violaste el contrato, del cual me creía el único dueño.

Hoy mi corazón engañado, triste y solitario se encuentra, no lo cree y entiende mi pensamiento, pero es así… la vida es así, no hay remedio solo el olvido la lejanía, y dejar lo pasado en el pasado buscando un nuevo destino que llegue a curar las heridas de un engaño, las heridas de una traición el irrespeto y este amargo desamor.

Remembranzas paternales

poemas de despedida

Cuando nuestros padres del mundo se van,
la esperanza nuestra con ellos se muere,
la desdicha aciaga con creces nos hiere
…¡el lloró incesante comienza a brotar!

La amargura, en nuestro espíritu, amplia crece,
por la angustia que en nosotros triste emana,
en el alma sólo el llanto infiel florece
…¡y hay heridas que en nosotros nunca sanan!

¡Con qué pena se dilatan nuestros días!,
¡su recuerdo en la memoria siempre vaga!,
no hay remedio que nos cure al fin la llaga,
ni placer que nos devuelva la alegría. Continuar leyendo

El Rompimiento

El Rompimiento

¿Será, será que, osada,
¡oh Filis inconstante!,
quieras aún señorear, cual diosa,
mi mente avasallada?
Y yo, cual tierno infante
que, desvalido en su nutriz, reposa,
y ella es su amor primero,
toda su dicha, su universo entero,
¿cifraré mi ventura
en pender de tu pérfida hermosura?
En el silencio frío
de la noche callada,
al rayo incierto de la opaca luna.

yo vi, yo vi a ese impío;
te vi, te vi abrazada
con ese amante de mejor fortuna;
tu acento fementido,
lleno de agravios, resonó en mi oído
cuando infiel prometías
la fe que me juraste en otros días.
Tú, que en su amor ahora
gozas, oh mi enemigo,
¡ay!, breve, breve llegará el momento
que en esa engañadora
llores. También testigo
fue ese jardín de mi feliz contento,
y murió en tus abrazos.

Húyela, que te miente, huye sus brazos,
de otra veraz te fía;
no te ama Filis, no, que toda es mía.
Es mía, yo la amaba,
yo la amo aún inconstante…
No la amo; la aborrezco… ¡La alevosa!
¡La pérfida! ¿Engañaba
al más sincero amante?
Tanta promesa y esperanza hermosa,
Filis, ¿dónde están? ¿Qué has
hecho
de tanta fe como juró tu pecho
cuando amarme ofrecía,
¡cruel, cruel!, hasta el postrero día?
¿Por qué entonces callabas
los agudos pesares
que me guardaba tu querer tirano?
¿Sacrílega esperabas
profanar los altares
cubriendo tu deshonra con mi mano?
Jamás la augusta pompa
rio en mi fantasía. Rompa, rompa
la funeral cadena
que a tus bárbaras leyes me condena.

Continuar leyendo

A mi madre que te fuiste de mi lado

rosa marchita

Te fuiste de mi lado.
En silencio fue tu partida.

Mi corazón se ha desangrado
por tan súbita despedida.

Tu espíritu luchador
a la vida se aferraba.

Más Dios, desesperado,
a su lado te llamaba.
En ángel te has convertido.

Velando por nosotros estás.
Aguardando que se cumpla la cita
de reunirnos en la eternidad.

Continuar leyendo

Cuando yo me marche

Cuando yo me marche

Cuando yo me marche y te deje… sabrás entonces… lo mucho que te amé… buscarás en las estrellas el brillo de mis ojos… pero estarás decepcionado… por que no lo vas a ver….

Cuando yo me marche y te deje… sentirás un frío tu cuerpo recorrer… mirarás el cielo y buscarás mi manto… pero será tarde por que no te cubriré…

Cuando yo me aleje….cuando yo me marche…..me iré llorando por perder sintiendo tanto dolor… pero te darás cuenta… que ambos habremos perdido… por un mal entendido… a el verdadero amor…

Pero cuando me marche… en cada paso que de… estaré dejando huellas en mi camino… para que cuando te decidas… sepas por donde volver…y vivir juntos para siempre unidos… para cuando me marche…

Pienso en ti..

pensando en ti

No se que me pasa.

Siempre pienso en ti, donde me encuentro, donde vaya, donde estoy no se sin pensar, me enamoré profundamente de ti, me conquistaste con tus encantos.

No se por qué nos separamos cuando mas te quería a mi lado, pensando en ti me pongo a acostarme en mi dormitorio y me sueño que estaba a tu lado era feliz como nunca por la emoción nos poníamos a llorar. Nos abrazábamos muy fuerte y me dijiste que tu eres el amor de mi vida, si te irías no se que haría eso me decías y de pronto me desperté de ese sueño tan bonito.

Me levanto pensando en ti, teniendo la esperanza que hoy te veré desde lejos, no se que me pasa no logro olvidarte. Siempre estas metido en mi mente donde quiera que estoy, pienso mucho las cosas que pasamos juntos. Éramos felices…

Nunca dejare de pensar en ti…