Caridad

Caridad

Dad al pobre, da al pobre
paz, consuelo, alivio pan
¡que recobre
la esperanza y la alegría
con la ayuda que le dan!
A las manos bondadosas
desde el cielo Dios envía
el perfume de las rosas
de la eterna Alejandría.

Dad limosna al que se agita
por cruel miseria opreso;
a la triste cieguecita
dadle un beso.

Damas bellas y adorables
que vivís entre esplendores,
a las niñas miserables
dadles pan y dadles flores.

Bondadosas y discretas
dad un beso al pobre niño…
¡Dios bendiga,

Dios bendiga las violetas
que se arrancan del corpiño
para darse a la mendiga!
Si a los tristes dais consuelo,
sensitivos corazones,
tendréis alas en el cielo,
y en la tierra bendiciones.

Etiquetado en: , , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *