Ayer soñé

Ayer

Ayer soñé que estabas acá,
soñaba y parecían tan cerca
tus manos, tu voz y tu boca,
sentía que me amabas
y en silencio me mirabas.
No quise moverme para
no despertar, tampoco voltearme
y ver si era verdad,
de a poco sentía el frío de la soledad,
fue entonces cuando supe
que iba a despertar,
abrí los ojos y no eras verdad,
solo una lagrima dejaste brotar
de mi alma angustiada
porque hoy ya no estás…

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *