Ataduras

Ataduras

Llegaste libre hasta mí,
desprovista de toda atadura,
era tu voz la libertad total,
del amor que sentías y te tomé.

Haciendo posible lo imposible,
eras el amor por los dos,
que el tiempo y mi corazón,
hicieron uno.

Llena de sueños inconclusos,
que el amor jamás te daba,
buscando mi mañana
para hacerlos realidad,
anidando de a poco todo espacio,
y te quedaste…

donde nadie antes lo hizo
y ahi estas, plena, única, sola, mía,
cambiando mis puntos cardinales,
hasta hacerlos estallar en mil pedazos,
quedando solo tu norte
y mi amor desesperado.

 

que un cono de sombras lo tapó,
y te busco en toda la dimensión
del arco iris de mis letras,
mil poemas que no llegan,
que se mueren al intento,
de rescatarte nuevamente para mi.

y este hoy, este presente,
esta cárcel donde vivo,
que me hace dormir… para soñarte
despertar… para pensarte
y el dormirme nuevamente para amarte.

Rogando al destino que encontramos
que a tu amor le regrese la memoria,
que de pronto te libere
de aquellas ataduras
que andando los caminos contrajiste.

mientras mi amor… se dormita en los rincones,
esperando por tu voz que le diga nuevamente,
despierta amor que yo amo por los dos,
amor…amor no me sueltes… aquí estoy .

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *