Agravio nocturno

Agravio nocturno

Hoy mi cama necesita tu abrigo.
Hoy más que nunca tengo sed.
Esta noche quiero estar contigo,
esta noche tu amor me beberé.

Toma mis brazos en cien caricias,
que te prenda y te lleve a la cima,
yo nadaré en el manglar de tus salivas,
mientras me enciendas por encima.

Bébeme, no dejes una gota de mí,
quiero que te embriagues conmigo.
Quiero perderme para siempre en ti.
Quiero esta noche sólo contigo.

Toca mis manos que te hacen falta,
y dame esas rosas de tu pecho,
haré que te vibre fuertemente el alma,
haré que con migo toques el cielo.

Enreda tus pies con los míos,
y envuelve tu pelo en mis labios,
deja las prendas en el olvido,
porque hoy me amarás con agravio.

Deja me vaya en este momento,
y siente las pulsaciones de tu pecho,
eres mi más dulce amor eterno,
y estás como presa en asecho.

Sentiré tu amor hasta el amanecer,
para que con agravio me muerdas,
eres para mí, esa bendita y bella mujer,
pero hoy necesito que cierres la puerta.
Siento destruirme desde mi interior,
y tú te desarmas como robot sin líquido,
escucha los latidos de mi corazón,
y verás que sin ti mis besos son insípidos.

Entrégate en un ademán seductor,
y deja que te ame toda la noche,
dame ese beso, beso depredador,
y cómeme al fin ya me conoces.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *