A mi viejo

A mi viejo

Quiero agradecerles lo que ahora soy….
Gracias por darme la vida….. por su amor, por las caricias, por el dolor, por las sonrisas por el sufrimiento, por los regaños y por el aliento……
Gracias por enseñarme a crecer, a través del sufrimiento, curándome las heridas y consolándome en mis lamentos….

Gracias por el ejemplo de la honradez, del entusiasmo y la calidez, por
los regaños y desacuerdos, por las verdades y descontentos…….
Gracias por enseñarme a dar de intensa forma y nada esperar, por los
consejos y las caídas por enseñarme como es la vida….

Gracias por estar a mi lado en el momento justo y el más anhelado, cuando necesito sentir sus besos y sus abrazos y escuchar un te quiero y escuchar un te amo…..
¡Solo Dios sabe como los he extrañado!…
Gracias con todo mi corazón, gracias por ser como son, que Dios no pudo escoger de una manera mejor, a mis padres, la pareja que ustedes son.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *